Niños, Deportes y Ejercicios

En la era actual los niños utilizan su mayor parte de tiempo en actividades que representan poco gasto físico, lo utilizan en ver televisión, jugar programas de videos y mantenerse en espacios físicos reducidos. La situación ha preocupado a diferentes grupos científicos tratando de determinar las consecuencias a largo plazo en los niños sedentarios.

La inactividad del niño sedentario, muy seguramente se verá reflejada tarde en la vida en incidencia de enfermedades como infarto agudo del miocardio, diabetes, hipertensión arterial, trombosis cerebral, osteoporosis, entre muchas otras enfermedades de la edad adulta.

Para el desarrollo físico y mental

Los beneficios de la actividad física en el niño son múltiples, desde el desarrollo físico y mental, hasta el aspecto social y de interrelación con el medio.

Dentro de los programas desarrollados es necesario tener en cuenta varios aspectos.

Se debe evitar los dos extremos, ejercicios muy sencillos y aburridores o demasiado fuertes y frustrantes. Es conveniente que se lleve un orden, comenzando con actividades que no requieran de mayor esfuerzo a las cuales, progresivamente, se le pueden agregar ámbitos cada vez más complejos.

El objetivo de mejorar las aptitudes físicas en chicos en edades tempranas no está orientado a seleccionar talentos, los ejercicios deben tener un carácter de juego, lodicos y agradables, pero siempre con parámetros claros.

Adquirir flexibilidad

Dentro de las áreas a desarrollar están la resistencia cardio- respiratoria, relacionada con la capacidad del corazón y los pulmones de responder a los esfuerzos.

Cualidades musculares como la fuerza, la resistencia y la potencia muscular, también se pueden desarrollar en forma precoz.

La flexibilidad es una cualidad del cuerpo que se pierde en el transcurso de los años.
La falta de esta se relaciona con una serie de problemas ortopédicos y posturales en los adultos, por lo tanto el ejercitarla en forma continua disminuirá la posibilidad de sufrir varios tipos de lesiones deportivas, como también problemas de lumbalgias.

Rapidez y equilibrio, es importante desarrollar esta aptitud en forma precoz estimulando su aprendizaje. Cuando no se enseñan en los primeros años de vida y en la infancia, es prácticamente imposible lograr un buen nivel en jóvenes adolescentes.

El calentamiento

Antes de comenzar cualquier tipo de actividad física, es importante realizar ejercicios de calentamiento.

Tocarse los dedos de los pies: Párese, doble la cintura hasta tocarse la punta de los dedos de los pies, sostenga esa posición durante 15 segundos.

Estiramientos laterales: Párese, doble su cuerpo hacia un lado y estire el brazo opuesto sobre su cabeza. Sostenga esa posición durante 15 segundos. Repita hacia el otro lado del cuerpo.

Estirar la entrepierna: Párese y comience a balancearse sosteniéndose en la pared o silla. Doble una pierna por detrás y agárrese el tobillo. Sostenga esa posición durante 15 segundos. Luego repita el ejercicio con la otra pierna.

Trote en un lugar: Trote en un lugar, sin desplazarse, durante un minuto. Hágalo levantando sus piernas todo lo alto que pueda hacia su pecho.

Ejercicios de peso

Niños y adolescentes

* Caminar
* Correr
* Saltar la cuerda
* Bailar
* Subir escaleras
* Trotar
* Baile aeróbico
* Escalar
* Patinar en formación/patinar sobre hielo
* Deportes de raqueta, tales como tenis y racquetball
* Deportes en equipo tales como fútbol, baloncesto, hockey de campo o pelota.

Ejercitación

Consejos prácticos

Crear en el niño el hábito de la actividad física.

Iniciar con ejercicios simples que agraden al niño e ir aumentando su grado de complejidad.

Evitar el exceso.

Estimular la realización de una gran diversidad de ejercicios y movimientos.

Evitar los ejercicios de fuerza, sobre todo con elementos diferentes a su cuerpo.

Estimular los deportes en grupo.

El calcio cuenta

Los huesos son estructuras vivas que necesitan el mineral de calcio para desarrollar y mantenerse fuertes. La mayoría del calcio en nuestros cuerpos -- 99% -- se encuentra en los huesos. Sin suficiente calcio, estos se tornan frágiles y se quiebran fácilmente con muy poca presión.

Debido a que muchos niños y adolescentes no están consumiendo la cantidad suficiente de calcio que necesitan, el número de huesos rotos y fracturados continúa aumentando. Otros efectos de poco calcio en el cuerpo, como la osteoporosis, no se manifiestan hasta que somos adultos, pero esos problemas comienzan cuando no se obtiene suficiente cantidad de calcio de niños y adolescentes.

El comer y beber muchos alimentos con calcio durante la niñez puede ayuda al "banco de huesos" del niño a almacenar calcio para más tarde en su vida.

Como adultos, ese calcio almacenado ayuda a los huesos a mantenerse fuertes. Si nuestros cuerpos están constantemente eliminando más calcio que reemplazándolo, los huesos se debilitan y existe una mayor probabilidad de quebrarse. Al ingerir la cantidad recomendada de calcio, se ayuda a que los huesos se mantengan fuertes.

El calcio también mantiene nuestros dientes y encías saludables a lo largo de nuestras vidas porque es lo que ayuda a que los dientes de leche y los de adultos se desarrollen debidamente y se mantengan fuertes para resistir las caries dentales. El calcio es también importante para prevenir enfermedades de las encías.
Volver
Ejercicios
Nutrición
Salud
Radio y TV
Recuerdos
Peñas
Curiosidades
diciembre
D L M M J V S
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Holan
Guillerno
Almiron
Benedetto
Ponzio

votar
ver resultados
Infosport© 2006 infosportsaladillo.com.ar
Reservados todos los derechos