Triatlon
Triatlon y Nutricion

Por Lic. Claudia Marcela Schemper
TRIATLON: DEPORTE POR TRES

Si bien nació como un desafío de ultra resistencia para cubrir 3900mts de natación, 180km de ciclismo y 42km de pedestrismo, que hoy se conoce como "triatlon ironman", otras modalidades mas cortas fueron tomando identidad propia hasta convertirse en verdaderas especialidades como lo es el "triatlon olimpico" de 1500 mts de natación, 40 km de ciclismo y 10 km de carrera a pie. El "medio ironman" con la mitad de las distancias del ironman y el "short" con la mitad de las distancias del olimpico completan la gama de especialidades de triatlon.
El Duatlon y el Acuatlon son deportes que han derivado del triatlon que combinan solo dos disciplinas, ciclismo con pedestrismo el primero y natación con pedestrismo el segundo.
Tanto la diversificacion como la especialización han contribuido a un gran crecimiento de la familia atlética del Multideporte.



PUERTAS DE ENTRADA

El triatlon va ganando adeptos que ingresan al mismo por diferentes motivaciones. Muchos, en su mayoría adultos, "entran por la puerta" de la salud y la calidad de vida. Dado que es un deporte de resistencia, cuya preparación física tiene un gran componente aeróbico, resulta óptimo para beneficiarse de los efectos preventivos o positivos que este tipo de ejercicio tiene sobre numerosos desequilibrios de la salud o patologías (obesidad o sobrepeso, colesterol alto, diabetes, hipertensión arterial, ansiedad y depresión, entre otros), al mismo tiempo que se mejora el nivel de acondicionamiento físico con un bajo nivel de monotonía gracias a la combinación de las distintas disciplinas.
Otra gran afluencia de adeptos a este deporte son los jóvenes y adolescentes que con o sin experiencia previa en alguna de las tres disciplinas, se ven tentados por el desafío, la competición, y la oportunidad de proyectar sus propias expectativas de éxito deportivo.



RENDIMIENTO MAXIMO

La búsqueda de la expresión del máximo potencial individual es la propuesta de este deporte. Muchos atletas se obsesionan con el "máximo rendimiento" sometiéndose a rigurosos programas de entrenamiento sin prestar la debida atención otros factores como el descanso o la alimentación, comprometiendo su salud a corto o largo plazo, lo cual paradójicamente limitará su posibilidad de rendir al máximo.



CONDICIONANTES DEL EXITO

El éxito deportivo es el producto de la combinación de un numero de variables genéticas y ambientales. Las primeras constituyen lo que se conoce como "techo genético", lo que se hereda, como por ejemplo poseer una alta capacidad fisiológica para consumir oxigeno, y las segundas incluyen desde el entrenamiento, el descanso, y la alimentación específicos, la mentalización y la motivación del atleta, hasta los factores climáticos, ecológicos y socioculturales de su lugar de residencia.
En definitiva deberíamos concentrar nuestra energía en el trabajo con las variables que podemos modificar o adaptar, a fin desarrollar el potencial genético y optimizar la performance individual.



NUTRICION Y ENTRENAMIENTO

Existen principios de entrenamiento y nutrición específicos para los deportes de resistencia, en este caso el triatlon, que sientan las bases para un buen desempeño en este tipo de pruebas.
Mantener el equilibrio nutricional del atleta, optimizar el proceso del entrenamiento y propiciar la máxima performance competitiva son los objetivos del servicio de nutrición.
Mientras el plan de entrenamiento estará condicionado por las metas y objetivos deportivos, la planificación de la nutrición deberá periodizarse paralelamente al entrenamiento y a su vez incluir metas nutricionales específicas inherentes al atleta en particular.



ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA PLANIFICAR LA ALIMENTACION DE UN TRIATLETA

La optima nutrición surge a partir de la combinación de los requerimientos individuales del atleta con los que impone el deporte. Los primeros están dados por la pertenencia a un determinado grupo biológico, por el estado nutricional, por el estado de condición física actual, y por los antecedentes de salud del atleta.
Entre los requerimientos específicos del triatlón, se cuentan, las reglamentaciones en si (que incluyen los limites de distancias, tiempos, horarios, equipamiento, distribución de puestos de abastecimiento, etc.), las características morfológicas que pueden optimizar el rendimiento en el deporte, el plan de entrenamiento, y el calendario propuesto de competencias.

GASTO ENERGETICO

Para estimar las necesidades energéticas necesitamos, entre otros datos, conocer el volumen de trabajo semanal, que sumado a la evaluación de la composición corporal del triatleta nos permitirá hacer la mejor recomendación en cuanto a las calorías de la dieta.
Según sea el nivel del atleta, la especialización que tenga y la fase del entrenamiento en la que se encuentre, su volumen de entrenamiento, entendido como la sumatoria de tiempo neto invertido para las tres disciplinas, puede variar considerablemente. El amplio rango de variación va desde las tres horas semanales que invierte un principiante que quiere participar en un triatlon "short" hasta las treinta horas que invierte un atleta ya experimentado para preparar un "ironman". Las necesidades de carbohidratos, proteínas y grasas serán analizadas a continuación.

COMBUSTIBLES Y NUTRICION

Durante el ejercicio continuo, la contribución de los diferentes combustibles a la producción de energía necesaria para la contracción muscular, varía en función de la intensidad, y de la duración del mismo. El aumento en la intensidad impone un aumento en la demanda de producción de energía por unidad de tiempo, que es justamente la que condiciona el tipo de combustible a utilizar. En el ejercicio de baja intensidad, dicha demanda es baja, por lo cual el combustible preferido es la grasa, que es una forma compacta y duradera de energía. Se acumula en pequeñas cantidades en los músculos activos, y en grandes cantidades en el tejido adiposo. A medida que la intensidad aumenta va creciendo el porcentaje de contribución de los carbohidratos como combustible, ya que estos poseen una tasa superior de producción de energía por unidad de tiempo, razón por la que van desplazando progresivamente a las grasas. Para un ejercicio de moderada intensidad, que es el que se desarrolla por ejemplo en un "ironman" o "medio ironman", la energía proviene de la oxidación de mezclas de grasas y carbohidratos, cuyas proporciones pueden variar de acuerdo a la dieta, el nivel de entrenamiento y a características individuales del atleta. Para cubrir la demanda energética del ejercicio de alta intensidad, los carbohidratos son los elegidos, ya que la oxidación de grasas no podría mantener la producción de potencia necesaria para sostener ese ritmo. De aquí que la capacidad para utilizar la grasa sea uno de los factores condicionantes para obtener un alto rendimiento, sobre todo en el ironman y en el medio ironman.
Las proteínas pueden aportar hasta un diez por ciento de la energia en el ejercicio de larga duración, cuando las reservas de carbohidratos se encuentran agotadas. Estas ultimas son pequeñas comparadas con las de grasas, y dependen de la masa corporal activa del atleta, y de los carbohidratos de la dieta. Estos se almacenan en el hígado y en los músculos bajo la forma química conocida como glucógeno. Es probable que el hecho de combinar las disciplinas permita a los atletas desarrollar una mayor masa activa de glucógeno que durante la competencia tendría una tendencia de deplección selectiva en función a los grupos musculares implicados en el ejercicio. Por ejemplo, serían los músculos del muslo los que sufran la mayor depleción glucogénica en etapa de ciclismo, mientras que en la carrera a pie, los mas implicados serian los músculos de la parte inferior de la pierna (gemelos y soleo). Podría suponerse entonces que en un atleta bien entrenado, el tiempo de agotamiento de las reservas en un triatlon podría ser algo mayor que en una prueba de una sola disciplina, razón que sumada a las de la eficiencia mecánica, y la alta capacidad de utilización de grasas, podría explicar las extraordinarias performances logradas por los triatletas de elite especialistas en Ironman. Sin embargo, el principal factor que influye en la duración de las reservas glucogénicas, es la intensidad del ejercicio, cuanto mayor sea esta, más rápido se agotarán. El tiempo hasta el agotamiento glucogénico esta totalmente relacionado con el punto de fatiga en las pruebas máximas de duración mayor a 1,5 o 2 horas. Podemos definir al punto de fatiga como el momento en el que hay que bajar la intensidad para poder continuar el ejercicio. Dentro de las especialidades del deporte, el agotamiento de las reservas glucogenicas, se da en el triatlon olimpico, el medio ironman y el ironman, pero por lo general no en el short.
Con el objeto de maximizar las reservas glucogenicas para prolongar el momento de aparición de la fatiga es que se practica la dieta precompetitiva ricas en carbohidratos los tres días previos a la competencia, incluyendo la ultima comida previa y el aporte de carbohidratos durante la competencia.
La adaptación a la grasa ha despertado gran interés y se sigue investigando, mientras tanto existen evidencias de que el predominio del combustible utilizado durante los ejercicios de intensidad moderada, que es el tipo de ejercicio que predomina en el entrenamiento para triatlon, depende en gran medida de la alimentación. Si se consume una dieta alta en carbohidratos, estos serán utilizados en mayor proporción, y si en cambio se consume una dieta moderada en carbohidratos y moderada en grasas la proporción de utilización de estas ultimas es la que aumentará. Por esta razón es que se ha popularizado entre los triatletas, específicamente en los especialistas en "ironman" el consumo de dietas conservadoras respecto a los carbohidratos manejando hasta un 50% del valor calórico total y con un 30% de grasas cuya fuente se recomienda sea a partir de frutos secos, semillas, palta, olivas, legumbres, pescado y aceites vegetal, y optando por las carnes y lácteos magros, que poseen un tipo de grasa de menor calidad.
Las calorías gastadas y la proporción de combustible utilizado pueden evaluarse en el laboratorio a través del estudio del consumo de oxigeno y el cociente respiratorio. En los últimos años, las empresas dedicadas al diseño de cardiotacometros para el entrenamiento, incorporaron funciones que permiten calcular con bastante precisión el gasto energético, inclusive aproximar la proporción de combustibles, basándose en la relación que existe entre la frecuencia cardiaca y el consumo de oxigeno, pudiendo resultar de utilidad practica para aquel atleta que este interesado en auto observarse y tomar datos ya sea para el entrenamiento como para la nutrición.



NECESIDADES ESPECIALES

En un entrenamiento típico para triatlon, dependiendo del periodo de entrenamiento en que se encuentre el atleta, pueden darse en una misma semana uno o dos "momentos" bien distanciados de vaciamiento glucogénico como resultado de la distribución de la carga de trabajo, tales "momentos" pueden requerir la aplicación de los lineamientos para maximizar la recuperación mediante el manipuleo dietético de los carbohidratos mas allá de las recomendaciones diarias, sin embargo la recuperación glucogénica puede estar limitada por daños musculares y retrasarse a pesar de la alta ingesta de carbohidratos, razón por la cual deben intercalarse días mas suaves para permitir la recuperación. Los requerimientos diarios de carbohidratos para un triatleta van a variar en un rango aproximado de 4,5 - 7 gr por kilo de peso dependiendo del volumen de carga, la proporción de trabajos de alta intensidad y la adaptación individual. Para maximizar la recuperación en los momentos críticos se recomienda consumir 1 - 1,5gr/kg de carbohidratos inmediatamente al concluir el entrenamiento y 50 gr luego cada una o dos horas hasta cinco horas pos.
Dependiendo del momento del entrenamiento, van variando la proporción de ejercicios de mayor intensidad dentro de una misma semana. A principio de temporada, en el periodo de base predominan los ejercicios sub-aerobicos o de intensidad baja a moderada y paulatinamente va aumentando el volumen, mientras que en los periodos que siguen la proporción semanal de ejercicios de mayor intensidad aumenta mientras el volumen total se mantiene, para luego ser mas bajo, en los periodos pre-competitivo y competitivo, en los que predominan los ejercicios más cortos pero de alta intensidad. La conclusión es que a medida que avanza la temporada, los requerimientos energéticos y de carbohidratos, proteínas y grasas, pueden tener algunas variaciones. El seguimiento del atleta a lo largo del año, realizando controles de su alimentación y su composición corporal va aportando los datos necesarios para hacer los ajustes dietéticos.
Las necesidades de proteínas pueden oscilar entre 1,2 y 2gr/kg por día, dependiendo de la dureza de la carga de entrenamiento siendo por lo general fácil de cubrir con los valores calóricos que manejan los triatletas. En el caso que se esté llevando un plan de alimentación vegetariano hay que prestar atención a las combinaciones de alimentos para lograr la complementación proteica por ejemplo mezclando cereales con legumbres o frutas secas. El consumo de 1 gramo de proteína por cada 3 gramos de carbohidratos, inmediatamente después de un ejercicio de alta intensidad y duración o una competencia, es importante para la recuperación energética, y podría serlo también para la reparación de las estructuras proteicas dañadas durante el ejercicio. Las tabletas de aminoácidos por lo general no suelen ser necesarias pero algunos suplementos alimenticios como bebidas de hidratación, bebidas altas en carbohidratos, bebidas o batidos con carbohidratos y proteínas fortificados con vitaminas y minerales, barras energéticas o geles pueden ser útiles para la alimentación en determinados momentos cuando no puede disponerse de alimentos o para su consumo antes, durante o después de las competencias.



COMIDA PRECOMPETITIVA

Los objetivos de esta ultima comida consisten en:


- Evitar la sensación de hambre
- Minimizar el riesgo de hipoglucemia
- Prevenir problemas gastrointestinales
- Completar la carga de glucógeno
- Proveer combustible durante parte de la competencia
- Asegurar la correcta hidratación
- Propiciar el factor psicológico


Al seleccionar los alimentos para esta comida, se debe tener en cuenta:

- El tiempo de permanencia en el estomago: las grasas, las proteínas y las fibras tienen mayor permanencia que los carbohidratos.
- El efecto que tengan los alimentos sobre el transito intestinal. El cual se encuentra frecuentemente aumentado por la descarga adrenergica característica de la precompetencia. A algunos atletas les da buen resultado evitar el pan de salvado (fibras) y la leche (por la lactosa) y preferir una infusión como el té, que es rica en taninos que es astringente. Igualmente la adaptación a esta comida es individual y puede ir "entrenándose" en las competencias de menor importancia.
- La higiene y la habituación que se tenga a los alimentos. Preferir alimentos seguros y evitar los dudosos y los "nuevos"
- Los carbohidratos tienen un menor tiempo de vaciado gástrico y son útiles para completar la carga de glucógeno. Debería seguirse la recomendación de consumo de 1- 4 gramos por kilo, 1 - 4 horas antes de la entrada en calor, respectivamente.

Estas recomendaciones se aplican a cualquiera de las especialidades del triatlon.



OPTIMIZACION MORFOLOGICA

Existen estudios disponibles sobre triatletas de elite especialistas en la distancia olímpica, que describen las características morfológicas que estos presentan y que se consideran optimas para el éxito en esta especialidad.
Si bien la magreza es una de las características que comparten triatletas, ciclistas y nadadores de media distancia, no es tanta como la que presentan los corredores de fondo. La estatura de los triatletas varones es similar a la de los corredores, mientras que el peso se encuentra entre el de los corredores y los nadadores de elite. Las triatletas mujeres parecen ser similares tanto a las ciclistas como a las corredoras, pero más pequeñas y más magras que las nadadoras.
Estos datos sugieren que la combinación de requisitos en cuanto a proporciones corporales para el triatlon, difiere de las necesarias para triunfar en los eventos deportivos individuales.
Por medio del estudio de la composición corporal puede analizarse la posibilidad de "moldeo" que pueda inducirse realizando entrenamiento y nutrición específicos en dirección hacia la optimización morfológica real de un determinado atleta. La masa adiposa y la masa muscular constituyen los componentes moldeables. Las ventajas de poseer un nivel bajo de grasa corporal incluyen mejoras físicas y mecánicas debido al aumento de la relación entre masa corporal y potencia y a la reducción del "peso muerto" que los deportistas están obligados a transportar durante largas distancias. A este respecto representa también una desventaja poseer una excesiva masa muscular.



HIDRATACION

La correcta hidratación es una de las estrategias básicas para evitar un deterioro de la salud y el rendimiento en los triatletas, que deben estar atentos a la misma. Si el volumen de sangre se reduce a expensas de las perdidas por sudor, la frecuencia cardiaca aumenta junto con la percepción del esfuerzo, a pesar de que la carga de trabajo sea la misma. Los efectos sobre el rendimiento se magnifican cuando el ejercicio se desarrolla con calor. Una perdida del 2% de la masa corporal ya resulta significativa. El pesaje antes y después de entrenar es un método sencillo para estimar las necesidades individuales de líquidos. En invierno gran parte de los entrenamientos se realizan en ambientes cerrados y climatizados, con lo cual la sudoración no deja de ser importante y sobre todo en la pileta se torna imperceptible.
Las recomendaciones de ingesta de fluidos durante entrenamiento o competencia oscilan entre 500 y 1000cc por hora, dependiendo de los factores climáticos y de la intensidad del ejercicio. Si la duración de la competencia supera la hora, se recomienda el consumo de bebidas diseñadas para rehidratacion, que contengan un 4-8 gr% de carbohidratos y 40-50 mg% de sodio. La adición de este a las bebidas sirve para evitar una excesiva dilucion de la sangre, lo cual mantiene el impulso de beber y minimiza las perdidas por orina.
Cabe mencionar que la hiponatremia (niveles bajos de sodio en la sangre) es un problema potencialmente grave pero poco frecuente que suelen sufrir algunos triatletas en las pruebas de resistencia extremas como lo es el ironman de Hawai. También conocida como "intoxicación por agua", se observó en aquellos que se ejercitaron a un ritmo lento, por ende sudaron poco, y sin embargo hicieron amplio uso de la red de puestos de bebidas, tomándose su tiempo para parar y beber. Esto habría provocado una dilución de los niveles de sodio de la sangre, al reponer las perdidas de agua sin reponer el sodio. La observación mostró que solo algunos de los triatletas con niveles bajos de sodio, mostraron síntomas de malestar. Algunos de los primeros síntomas incluyen dolores de cabeza, desorientación y náuseas. Para prevenirla basta con asegurarse de realizar la hidratación durante la competencia con líquidos que contengan algo de sodio.



CARENCIAS DE MICRONUTRIENTES

Una dieta de entrenamiento bien programada para un triatleta, debería tener una gran densidad de minerales y vitaminas con relación a las calorías. Para ello deben seleccionarse correctamente los alimentos, evitándose los alimentos refinados y golosinas que por lo general solo aportan calorías vacías.

Algunos consejos para aumentar la densidad nutritiva de la dieta:

- Reemplazar progresivamente la harina de trigo y el arroz por sus pares integrales.
- Incorporar diariamente porciones de vegetales crudos y cocidos, sin olvidar los verdes y naranjas.
- Incorporar frutas frescas y consumir su jugo en forma inmediata.
- Incorporar semillas y frutos secos en los desayunos, meriendas o colaciones.
- Incluir carnes magras y productos lácteos.
- Preferir la cocción de los vegetales al vapor.
- Preferir las comidas caseras.

Solo en los casos que se este realizando un plan de bajas calorías, es útil incorporar un suplemento vitamínico mineral que cubra las necesidades mínimas (RDA). Los niveles bajos de hierro pueden ocasionar un deterioro del rendimiento, incluso antes de producirse la anemia. Esto suele ser frecuente entre los atletas de fondo como los triatletas, y sobre todo en mujeres. Es importante incluir el dosaje de ferritina serica en los exámenes de rutina, para llevar un control del estado de los depósitos de hierro, paralelamente al seguimiento de la hemoglobina y el hematocrito. Para las atletas que sean vegetarianas y las que necesiten aumentar la ingesta de este micronutriente se recomienda:

- Identificar los demás alimentos ricos en hierro, como huevos, cereales integrales, frutos secos, legumbres, productos derivados de la soja y vegetales verdes.
- Acompañarlos siempre con alimentos o bebidas ricas en vitamina C para mejorar la absorción del hierro.
- Evitar tomar café o té hasta 2 horas después de la comidas, para evitar que se inhiba la absorción del hierro.
- Evitar un consumo excesivo de fibras y preferir los alimentos fortificados, como leche y cereales.
- Nunca autodiagnosticarse una deficiencia de hierro y solo tomar suplementos bajo la supervisión de un experto en nutrición deportiva.

Volver
Ejercicios
Nutrición
Salud
Radio y TV
Recuerdos
Peñas
Curiosidades
diciembre
D L M M J V S
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Holan
Guillerno
Almiron
Benedetto
Ponzio

votar
ver resultados
Infosport© 2006 infosportsaladillo.com.ar
Reservados todos los derechos