Salud
Lesiones en la columna vertebral

Si un deportista de alto rendimiento sólo tuviera una piel que contuviera los diversos órganos del cuerpo, él sería como una gran pelota llena de aire. Cuando quisiera hacer algún tipo de ejercicio, sólo rodaría. En vez de eso, el cuerpo está constituido por una máquina perfecta, que encierra los órganos vitales, los protege y sostiene y está preparada para practicar ejercicios de exigencia como: correr, saltar, nadar y hacer los ejercicios que permiten a la persona desarrollarse.
Esta máquina está formada por los huesos y los músculos. Unos trabajan a un tiempo para ejecutar las órdenes que reciben del cerebro. Los huesos se mantienen unidos gracias a fuertes tiras de tejido conjuntivo llamado ligamentos, palabra que simplemente significa algo que une las cosas. Pero los huesos no pueden moverse por sí mismos. Son los músculos adheridos a los huesos los que ejecutan el movimiento.

Esos músculos están formados por células especiales que tienen la propiedad de contraerse. Los huesos del hombre están dispuestos en forma algo distinta de los de cualquier otro animal. Con el esqueleto del hombre sucedieron algunas cosas que le permitieron mantenerse erecto. Su columna vertebral, en vez de seguir siendo recta y rígida, se curvó hacia adentro y hacia afuera y los fragmentos óseos independientes llamados vértebras, que encajan el uno en el otro permitieron que la columna vertebral sea móvil en todos los puntos.

Pero, la columna es frágil y lo es aún más cuando una persona práctica algún tipo de deporte que exija un alto rendimiento. Existen muchos deportes en los cuales se pueden ver implicados las lesiones de columna vertebral, pero a ésta no la podemos dejar sola ya que también existe un complejo óseo y un complejo muscular que también están expuestos a sufrir daños que en algunos casos pueden curarse y en otros son irreversibles.

Para el Doctor Enrique Álvarez, Deportólogo del Centro de Alto Rendimiento de la capital colombiana, todas las lesiones de columna vertebral hay que mirarlas en su conjunto: la parte ósea, la parte muscular, la parte de ligamentos y la parte de fases. Cualquiera de estas estructuras, añade Álvarez, puede llegar a maltratarse o a sobrecargarse por la simple razón de emplear malas técnicas de entrenamiento que desencadenan una sobrecarga en la columna del deportista.

Las lesiones de columna son muy frecuentes en los deportistas que practican:


Levantamiento de pesas
Patinaje Artístico
Gimnasia
Judo
Lucha Libre
Natación
Equitación
Deportes Extremos

Básicamente, estos son los deportes de alto rendimiento que presentan un índice alto de lesiones al nivel de columna en México y en algunas partes de América Latina, ya que en cada entrenamiento la persona está expuesta a hacer muchas extensiones forzadas de la columna.
Tipo de Lesiones

Las sobrecargas en los entrenamientos, el hacer ejercicios que nunca ha realizado sin un programa progresivo permitirá incrementar esta clase de lesiones. Según el Doctor Álvarez, los daños más frecuentes que se presentan son los espasmos lumbares y los espasmos dorsolumbares que son contracturas en los músculos y en la columna.

Otros son las apoglicitis que son lesiones de las mismas vértebras, para este caso las cifras no son alentadoras, pues el 21 por ciento de los deportistas tienen –según Alvarez- tendencia a padecer de este mal, debido a la falta de programas básicos de entrenamiento. Otra lesión es la hernia discal, frecuente en los levantadores de pesas. Este mal se presenta en el momento en el que el disco de carácter fibroso que se encuentra entre vértebra y vértebra se corre produciendo la salida de su sitio, empujando, pegando o presionando algunos de los nervios que producen un tipo de radiculopatías.

Esta clase de hernias se presenta en forma de inflamación en el área afectada (vértebra lesionada). En muchos casos, se puede hacer desaparecer esta clase de lesión si la persona permanece por algunos días en reposo. También se puede reducir la inflamación con medicamentos o –si es más grave- requerirá de una intervención quirúrgica.

Otra lesión de importancia es la espondiolistesis, enfermedad que se presenta cuando las vértebras se fracturan en sus anclajes permitiendo que se corran hacia atrás o hacia adelante. Una lesión que se presenta frecuentemente al término de la columna vertebral es la sacroileitis, que es cuando el sacro se articula con la cadera de la persona presentando dolores de mucha intensidad.

El Doctor Álvarez señala que la sobrecarga en el entrenamiento, los gestos repetitivos de hiperextensión en la columna y los giros bruscos de la misma son la causa más frecuente de lesiones a nivel ósea en esta parte del cuerpo. En el caso de las pesas, la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas dictó un seminario a las distintas federaciones de Latinoamérica en esta disciplina en el año de 1997 donde se recalcó que "el levantamiento de las mismas sin la técnica adecuada, la ausencia de calentamiento antes de realizar la actividad física y el no estiramiento son las causas principales para que se presente cualquier tipo de problemas".

Tratamientos

En la actualidad existen muchos métodos de tratamiento para solucionar los problemas de columna entre ellos tenemos: los medios físicos, aquellos mecanismos que a través del calor y el frío logran minimizar las dolencias del deportista. Los paquetes calientes o fríos se utilizan a lo largo de la columna vertebral o al lado de la musculatura que queda al lado de la columna.

Existen otros métodos que se utilizan, gracias al avance tecnológico que permiten contrarrestar la lesión. Entre ellos se destaca el ultrasonido, que permite (por medio de corriente) hacer masajes deportivos y estiramientos que logren acomodar las vértebras sin necesidad de emplear técnicas quirúrgicas. Cuando el daño es bastante grande, los médicos recurren al quirófano.

A veces, la completa recuperación de una lesión vertebral puede tardar varias semanas, aunque desde un primer momento se hayan aplicado los auxilios recomendados. Si no consigue recuperarse y el dolor o la hinchazón persisten es muy probable que necesite de tratamientos especiales de fisioterapia o inyecciones de corticoesteroides para reducir la lesión.

Según revistas especializadas en el campo, existe una amplia gama de tratamientos fisioterapéuticos para aliviar el dolor y curar los tejidos dañados o inflamados. En muchos casos no basta sólo con el descanso. El fisioterapeuta, con ayuda de una serie de ejercicios y tratamientos especiales, como la termoterapia o los tratamientos con rayos láser que pueden acelerar el proceso de recuperación.

En todo caso, sostiene Álvarez, parte importante de este tema tiene que ver con la prevención de este tipo de lesiones. Un adecuado plan de entrenamiento, supervisado por entrenadores y médicos deportivos, es la mejor receta para evitar que se presenten daños en la columna vertebral, como consecuencia de la práctica de algún deporte.

Volver
Ejercicios
Nutrición
Salud
Radio y TV
Recuerdos
Peñas
Curiosidades
diciembre
D L M M J V S
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Holan
Guillerno
Almiron
Benedetto
Ponzio

votar
ver resultados
Infosport© 2006 infosportsaladillo.com.ar
Reservados todos los derechos