Salud
Tendinitis Aquiliana

Es la inflamación (irritación e hinchazón) del tendón de Aquiles (el tendón que conecta los músculos de la pantorrilla al talón).

Causas, incidencia y factores de riesgo

Hay dos músculos grandes en la pantorrilla: el gastrocnemio y el sóleo que generan la fuerza para empujar el pie o pararse en los dedos de los pies y están conectados al talón por el gran tendón de Aquiles. Dichos músculos son importantes para caminar. El tendón se puede inflamar, frecuentemente debido al exceso de uso o a la artritis; aunque dicha inflamación puede estar asociada con trauma o infección.

La tendinitis secundaria al exceso de uso es más común en personas jóvenes que son caminantes, corredores u otros atletas, especialmente cuando practican deportes de salto como el baloncesto; ya que al saltar se ejerce mucha fuerza sobre el tendón de Aquiles.

La tendinitis debido a la artritis es más común en personas de mediana edad o ancianos; ya que la artritis a menudo provoca crecimientos óseos adicionales alrededor de las articulaciones y si esto ocurre en el talón donde el tendón de Aquiles se inserta al hueso, dicho tendón se puede inflamar y presentar dolor.

Síntomas

Los síntomas generalmente incluyen dolor en el talón afectado al caminar o al correr. El tendón usualmente duele con el tacto y la piel que lo cubre puede presentarse hinchada y caliente.

La tendinitis aquiliana puede predisponer al paciente a la ruptura del tendón de Aquiles. Los pacientes que experimentan esto suelen describir dicha lesión como un dolor agudo, como si alguien los golpeara en la parte trasera del talón con un palo.

Signos y exámenes

Con el examen físico el médico trata de detectar sensibilidad a lo largo del tendón o dolor en el área del tendón cuando el paciente se para en los dedos de los pies.

Los estudios radiográficos también pueden ser útiles, ya que las radiografías pueden ayudar a diagnosticar artritis y con una IRM se demuestra la inflamación del tendón.

Tratamiento

La terapia inicial para la tendinitis aquiliana se hace con medicamentos no esteroides antiinflamatorios (AINES), como aspirina e ibuprofeno, y con fisioterapia, tanto para estirar la unidad músculo-tendón como para fortalecer los músculos de la pantorrilla. Además, se debe limitar cualquier actividad que agrave los síntomas. En algunas ocasiones, se utiliza una férula para inmovilizar el talón y para permitir que disminuya la inflamación. Asimismo, se han utilizado abrazaderas o botas funcionales para limitar el movimiento del tobillo y ayudar con la inflamación.

Si con el tratamiento tradicional no se mejoran los síntomas, es posible que se requiera una cirugía para extirpar el tejido inflamado que se encuentra alrededor del tendón y cualquier parte del tendón que esté anormal.

Expectativas (pronóstico)

La terapia tradicional es usualmente exitosa en el mejoramiento de los síntomas, aunque estos pueden recurrir si no se limita la actividad que los ocasiona o si no se mantiene la flexibilidad y la fortaleza del tendón.

Cuando ha sido necesario realizar una cirugía, se ha demostrado que ésta ha sido muy efectiva para mejorar el dolor y los síntomas. Sin embargo, si el dolor no mejora con el tratamiento y se continúa la actividad enérgica, el tendón está en riesgo de desgarrarse completamente.

Complicaciones La peor complicación es el desgarro del tendón y esto sucede cuando el tendón inflamado que se presenta anormal y débil se somete a actividad. En este caso es necesario realizar una reparación quirúrgica, pero ésta se hace más difícil debido a que el tendón no se encuentra en condiciones normales.

Situaciones que requieren asistencia médica

Si se presenta dolor que empeora con la actividad en el talón, alrededor del tendón de Aquiles, se debe buscar asistencia médica con el fin de hacer una evaluación y posiblemente establecer un tratamiento para la tendinitis.

Prevención

La prevención de esta enfermedad es muy importante. La conservación de la fortaleza y la flexibilidad de los músculos de la pantorrilla ayuda a reducir el riesgo de tendinitis. Usar excesivamente el talón de Aquiles que se encuentra debilitado y rígido predispone a esta condición.
Volver
Ejercicios
Nutrición
Salud
Radio y TV
Recuerdos
Peñas
Curiosidades
diciembre
D L M M J V S
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Holan
Guillerno
Almiron
Benedetto
Ponzio

votar
ver resultados
Infosport© 2006 infosportsaladillo.com.ar
Reservados todos los derechos